El señor Asamantecas tiene un asador pequeño donde apenas caben dos chuletas. Su mujer y su hija Clara se mueren de hambre y están ansiosas por comer cuanto antes. El problema es asar las tres chuletas en el mínimo tiempo posible.

– Para asar cada chuleta por los dos lados se necesitan 20 minutos: 10 por cada lado. Como puedo asar dos a la vez, en  20 minutos tengo hechas dos y en otros 20 la tercera. Así que en 40 minutos comemos- dijo el señor Asamantecas

– Pero papá, ¡si se pueden asar las tres en tan sólo 30 minutos!- exclamó Clara.

¿Qué feliz idea se le ocurrió?

Anuncios