Existe un anécdota de Tomas Alva Edison que ya se ha hecho legendaria. En una ocasión cierto caballero le preguntó que había sentido al fracasar tantas veces en sus intentos por fabricar una bombilla eléctrica. Edison respondió que nunca había fracasado, ¡sino que había descubierto exitosamente miles de maneras en que no debía debía fabricarse una bombilla eléctrica!. Esa actitud positiva frente a los errores permitió a Edison aportar al mundo tanto como el que más en toda la historia humana.

(Fuente: ellibrodegeno.wordpress.com)

Anuncios